Riesgos para la salud

¿Cuál es el riesgo para la salud de mi gato?




gusanos intestinales

Gusanos intestinales

Si una gata gestante tiene parásitos intestinales, puede trasmitírselos a los gatitos. Algunos de estos parásitos pueden atravesar la placenta y otros entrarán en los gatitos cuando tomen la leche.

Además, algunos de ellos como el Toxocara cati, puede quedarse en los tejidos de la hembra y esperar a que se quede gestante para pasar a la camada con la leche.

En los gatos con parásitos intestinales podemos ver: abdomen “atonelado”, vómitos, anemia o retraso en el crecimiento…






gusanos del corazon

Gusanos del corazón

Si hablamos de la Dirofilariosis felina tenemos que tener en cuenta que un solo verme puede ser mortal y los síntomas son graves problemas respiratorios.

La Dirofilariosis felina presenta unos síntomas respiratorios relacionados con la migración de las larvas y su llegada a los pulmones. Suele producirse a los 3 o 4 meses de la picadura del mosquito. Los síntomas son parecidos a los de la bronquitis o el asma: tos intermitente, aumento de la frecuencia respiratoria, esfuerzo para respirar, adelgazamiento, entre otros.

Si tienen adultos en el corazón, pueden presentar síntomas relacionados con problemas cardíacos.
Los tratamientos para eliminar los adultos que viven en el corazón se deben realizar con cirugía. Así que lo mejor es proteger al gato con productos que puedan eliminar las larvas antes de que lleguen a provocarle tanto daño.

¿Cuál es el riesgo de los parásitos internos para la salud humana?

Tenemos que tener cuidado con los Echinococcus que si llegan al hombre pueden producir los “quistes hidatídicos” en el hígado y pueden ser mortales.
Y también con el Dipylidium que puede provocarnos diarreas y dolor abdominal.
Las larvas de los vermes ganchudos contaminan la arena y pueden atravesar nuestra piel migrando y produciendo lesiones rojizas serpenteantes que pican mucho.
También la larva de Toxocara cati puede atravesar la piel y pasar a distintos órganos, incluso a los ojos o al cerebro.

salud gato