Riesgos para la salud






pulgas

Pulgas

Las pulgas pueden transmitir enfermedades muy graves:

DAPP o dermatitis alérgica a la picadura de pulga como reacción alérgica a la saliva de la pulga.

Por la forma de sus patas, pueden llegar a saltar 18 cm en vertical y 33 cm en horizontal. Podemos verlas a simple vista; pero hay veces, que como se esconden bajo el pelo, solo podemos ver unos puntitos rojos que parecen granos de arena negra; pero que son sus heces. Las heces de las pulgas contienen mucha sangre seca, así que si las ponemos sobre una hoja en blanco y las mojamos, veremos cómo aparecen manchas rojas.

Infestaciones masivas:

Anemia: un elevado número de pulgas alimentándose de sangre podría desencadenar anemia en nuestro perro.
¡Ojo!: cada pulga puede producir miles de huevos que luego evolucionan a larvas, pupas y se convierten en nuevos adultos dispuestos a picar…
Es muy importante contar con un antiparasitario que elimine tanto las pulgas adultas como las formas inmaduras (huevos, larvas y pupas) que se esconden en nuestro hogar.

Transmisión de enfermedades:

Pueden trasmitir parásitos internos como el gusano intestinal Dipilydium caninum.
Y aunque ahora no sea ya un problema, las pulgas también eran las transmisoras de la Yersinia pestis que causaba la peste o el tifus.

¿Cómo puede contagiarse mi perro?

Al entrar en contacto con las pulgas en zonas infestadas (parques, edificios…).
Al entrar en contacto con otros perros o gatos que están parasitados.
Al entrar en contacto con otros animales “que vivan en nuestro entorno” y que están parasitados (ganado, conejos, ratas…).
Nosotros podemos llevar pulgas a casa trasportándolas en los abrigos, los zapatos…

contagiar perro





garrapatas

Garrapatas

Las garrapatas producen heridas al picar que pueden infectarse y producir abscesos.

Con su saliva pueden transmitir enfermedades mortales

Babesiosis
Hepatozoonosis

Infestaciones masivas:

Anemia
Fiebre
Letargia
Diarreas
Dolor muscular

¿Cómo pueden coger garrapatas los perros?

Las garrapatas llegan a nuestros perros al pasear por zonas infectadas como parques, jardines o bosques.

garrapatas perro





flebotomos

Flebotomos

La Leishmaniosis es una enfermedad grave trasmitida por la picadura de un flebotomo: un insecto muy común en España.

La Leishmania afecta a diversos órganos del perro provocándole lesiones de piel, pérdida de peso, problemas en las articulaciones, en el riñón, lesiones oculares, problemas neurológicos e incluso puede causarle la muerte si no se trata a tiempo.






mosquitos

Mosquitos

La Dirofilarosis, también conocida como enfermedad del gusano del corazón, produce graves daños que pueden acabar con la muerte de nuestro perro. Esta enfermedad la transmiten mosquitos infectados con larvas del gusano.

Saber más sobre la Dirofilarosis





mosca

Mosca del establo

La picadura de las moscas es muy dolorosa y produce lesiones importantes en la piel, especialmente en las orejas.
Su aparato picador es unas 14 veces mayor que el del mosquito pero el dolor que producen es mucho mayor.
Debido a que pueden habitar en zonas de granja y volar muchos kilómetros, pueden transportar muchos agentes patógenos: virus, bacterias, hongos…
En los perros dejan unas lesiones muy características en los bordes de las orejas (especialmente de los Pastores Alemanes) o en los lugares en los que la oreja se dobla, que parecen literalmente “comidos”, con descamaciones y costras.







gusanos intestinales

Gusanos intestinales

Riesgo para la salud del perro

En los perros adultos podemos no tener unos síntomas muy claros… por eso es tan importante la desparasitación periódica, que nos asegure que nuestra mascota no está infestada y contamina nuestro entorno. En casos de infecciones masivas podemos llegar a ver los gusanos en las heces del perro. Los gusanos ganchudos se agarran a las paredes del intestino produciendo graves lesiones y pueden provocar anemia por la pérdida de sangre que causan.

En general los parásitos intestinales provocan graves alteraciones intestinales con obstrucción intestinal, diarrea, vómitos, dolor, hinchazón (barriga con forma de tonel), tos y anemia.
Especialmente importante es cuidar a los cachorros. Sus vidas pueden estar en peligro.

¿Cómo pueden infectarse?

Muchos cachorros ya nacen teniendo parásitos internos porque si la madre está parasitada transmitirá los parásitos a su camada. Dependiendo del tipo de parásito, puede llegar al cachorro cuando este está en el útero o con la leche cuando mama. Pueden infectarse al ingerir los huevos del entorno. Por ejemplo al morder la hierba, la arena…
También pueden infectarse al comer pequeños roedores o pájaros parasitados con las formas inmaduras de estos gusanos. Asimismo, las pulgas pueden ser transmisoras de parásitos internos… Los perros y los gatos se infectan cuando se las comen al acicalarse.

Riesgo para la salud humana

Tenemos que tener cuidado con los Echinococcus que si llegan al hombre pueden producir los “quistes hidatídicos” y pueden ser mortales.
Y también con el Dipylidium que puede provocarnos diarreas y dolor abdominal a los humanos.
Las larvas de los vermes o gusanos ganchudos contaminan la arena y pueden atravesar nuestra piel migrando y produciendo lesiones rojizas serpenteantes en la piel que pican mucho.
También la larva de Toxocara puede atravesar la piel y pasar a distintos órganos, incluso a los ojos produciendo ceguera o al cerebro.

salud humana





gusanos corazon

Gusanos del corazón

La Dirofilariosis es una enfermedad que puede llegar a causar la muerte del perro. Este gusano se llama "gusano del corazón" porque el parásito, en su último estado reproductivo, reside en el corazón de su huésped donde puede quedarse varios años, hasta que mata al huésped por un paro cardíaco.






gusanos pulmon

Gusanos del pulmón

Podemos detectar síntomas como: tos, dificultad para respirar… pero también síntomas cardíacos.
Es importante avisar al veterinario si nuestro perro ha podido ingerir caracoles y estamos en zonas de riesgo.
Es muy importante una buena pauta de desparasitación para controlar la salud de nuestra mascota.






gusanos ojo

Gusanos del ojo

Las infecciones le van a causar a nuestro perro muchas molestias en el ojo. Comenzará con una inflamación en la conjuntiva, que si no se trata, puede complicarse con infecciones bacterianas secundarias.
Para prevenirlas y tratarlas tendremos que visitar al veterinario para que nos recomiende los productos antiparasitarios más adecuados.